lunes, diciembre 18, 2006

24 de Diciembre

FELIZ NAVIDAD queridas amigas y amigos blogueros y lectores anónimos que se dan de vez en cuando, una vueltecita por aquí. Espero disfruten con este pequeño ejercicio de erotismo, que intenta homenajear a mi tonta manera, estas fiestas en las que busco creer desesperadamente.
Un abrazo para todos y les deseo unos días de la ¡puta madre!

Regina es bajita, tetona, de muslos labrados por la bicicleta, rostro de pícara limeña y dispone de la más grande reserva de orgasmos que alguna mujer pueda brindar.
Lo sé porque ella me lo ha contado.

Regina no fuma ni bebe alcohol. Hace deporte cinco días de los siete que tiene la semana; los otros dos los dedica a coger compulsivamente con personas que previamente ella eligió.
Las cita en su departamento, sólo sábados y domingos. Por cierto, no son citas de amor, son citas de sexo.
Ella dice que desde chica supo de su extraordinaria capacidad para producir orgasmos. Los tenía con sólo escuchar algún diálogo subido de tono entre su hermana y su enamorado o viendo a parejas besarse en la tele. A veces, le bastaba con ver su rostro en el espejo, y su belleza salvaje la sometía a múltiples chorreadas que caían por sus piernas atravesando la delgada tela de su ropa interior.

Todo eso me contó una tarde de Diciembre. Me contó además que su record hasta ese momento era de 42 orgasmos en una noche.

Nunca se ha enamorado y cree que no lo hará jamás. Talvez sea porque necesite de un amante diferente para cada fin de semana; y es que, es la única forma en que ha de lograr sus mayores hazañas sexuales; como si anduviera en busca de la polla perfecta, esa verga inaudita que le rompa los límites de lo posible y la obligue a decir: ¡basta!, mientras contrae y expande su delicado sexo por penúltima vez.

Regina es mi amiga y estoy orgulloso de ser su amigo. Sus historias me turban y conmueven.
Es que ella por momentos sufre hasta la locura. Dice que nació maldita y que a veces sus orgasmos le duelen como si puñaladas incandescentes la intentasen partir en dos.
Yo la quiero con toda el alma sin estar enamorado de ella. Sé que ella me quiere de la misma forma.

Un día fui a buscarla para que continuara con sus relatos descarnados de lujuria y perversión, esos que tanto me gustaba oír.

No toque su puerta porque esta se encontraba abierta. Avancé unos pasos y vi como Regina se acerco a él, y lentamente, como un espectro desnudo, bailó a su alrededor. Era una canción de Björk que no logro adivinar. Suavemente bajó sus pantalones y con sutileza extrema cogió su miembro y lo llevó entre sus grandes pechos que salpicados de sudor servían de superficie ideal para el frotamiento exacerbado de dos naturalezas vivas a punto de estallar.

Luego lo llevó a su boca, y en movimientos imperceptibles, -casi con delicadeza quirúrgica- deslizó al guerrero desde los dientes hasta el rojo abrigo de su tibia garganta. Una y otra vez.
De pronto, aventó al mortal sobre el mueble naranja que tan horriblemente decoraba su sala.
Se acercó, lo miró a los ojos y en un salto felino, hizo aterrizar su matriz sobre el rostro incrédulo de la victima dichosa hasta el desvarío. Rozó incansable su sexo, tatuando en esa cara los sabores ignotos del placer sublime que sólo la calentura extrema puede ofrecer.

Muy despacio se dejó caer y a horcajadas, cabalgó la reciedumbre desbocada del fausto ser humano que por alguna divina razón allí se contorneaba.
Fueron momentos que duraron la vida entera. El hombre no cesaba en su afán de retribuir, aunque sea una pizca, el placer inverosímil que estaba recibiendo. Algo logró, pues los gemidos desfallecientes de Regina y su mirada extraviada entre el cielo y el infierno denotaban que el goce era mutuo.

Él se la quitó de encima y como poseído por las deidades del averno la tomó por detrás y ya dueño del control, la penetró con vesania, con amor, con dolor…y levanté la vista y la seguí penetrando, sin dejar de observar el espejo, aquel inmenso espejo que no había dejado de mirar desde que llegué a su casa ese 24 de diciembre y la encontré bailando sola y desnuda.

Todo acabó con mi sangre - en un acto mágico y brutal- transformada en otra cosa, algo más espesa y delirante que mojó sus cabellos, su rostro, sus tetas, sus manos, sus pies y su habitación.

Hoy ya no escucho sus historias, pero me basta con saber que yace entre sus piernas, la más pura y deseable de las drogas. Esa droga en la que gustoso, dejaría flotando por siempre mi cadáver.


FIN






31 comentarios:

Acitsonga dijo...

¡Feliz Navidad!

Imberbe_Muchacho dijo...

que buen regalo de navidad...no te deseo paz, te deseo orgasmos brutales!!
Deberian hacer tarjetas navideñas asi

Ana Lucía dijo...

bien por ti ! :o) y Feliz Navidad :o)

Malatesta dijo...

Y Después me dices que yo soy la de los cuentos mañosos...Me ganaste amiguis!!!

Pripilas dijo...

A la reconch... ohe broder esa vaina ha sido extraida de una pagina de relatos porno no? jajajaja muy buena la historia y la descripcion de los momentos.

Feliz navidad1 jojojo

Chalo dijo...

¿Quién puede negar que esa es una verdadera Feliz Navidad?

Anónimo dijo...

Tio, esta Regina... qué teléfono tiene? la conozco?

Head

Anónimo dijo...

Assu hermano, ya estoy remojando el boxer con tu relato... Cinco dedos de furia y a llover pa' arriba se ha dicho

Jen Frulita dijo...

oye que bueno está esto, gracias por pasar a mi blog, yo te linkeo para visitarte más seguido. Te han dicho q tienes un aire Lennonistico? que lindo eh.

Feliz navidad

JEIMI dijo...

FELIZ NAVIDAD....

ME PONE EN FA TU RELATIÑO.... OTRA TIO.

Dragón del 96 dijo...

Relacionar Navidad con erotismo me suena al ultimo post de Tizia...

De verdad una vez escuché una historia similar de un amigo... no sé hasta que punto es cierta tu historia, pero de que las hay... las hay.

Aplauso con una mano (con la otra estoy fumando, pes... no seas mal pensado).

Slaudos.

tizia dijo...

Me parece que Regina está perdiendo dinero. Deberia escribir un libro relatando sus experiencias porque al parecer muchos la leerian.
Gracias por la visita a mi blog.
Te deseo unas felices fiestas y un muy buen año nuevo.

Mu dijo...

Me metiste totalmente en la historia. Casi trío por ahí, jajaja.

Bien contada

y feliz navidad.

Ana Lucía dijo...

que tal regalote que les diste a todos tus amigos blogeros!! ;o))
Feliz Navidad Para ti!!
un abrazote fuerte aunque este media GRINCH!! :o)))
y claruuu que mi hermano, supongo a lo menos, su latita de inca kola me traera!!

FILICIDADES y lamidas de Gunther!! :o)

Juan Carlos Morgado dijo...

Feliz navidad y que pases una feliz fiesta junto a tus seres queridos...


Saludos

aaaah y que cenará Regina para navidad ?

Ursula dijo...

Definitivamente una historia de Navidad diferente.
42 orgasmos en una noche???, asu, ese sería un super regalo de navidad :)
Gracias por pasar por mi blog y que tengas lindas fiestas!

Pao dijo...

La dosis necesaria de Serie Rosa que hacia falta... y por casualidad: ¿Regina no ese convirtio luego en Samantha Jones?

Sugerente.

Felices fiestas, disfruta a morir.

Pepao
El editor y -Papa Noel de medio tiempo- lector de Zoofiesta.

Mar dijo...

Navegando entre sus piernas?
uf,
mis cariños para ti, y que seas muy pero muy muy feliz.
MAR

TRuLy dijo...

Que rico regalo de navidad!!

Ya decia yo, por algo entre de curiosa a este blog...
Me encanto!!

Aaaaaaaaaaaa que rico debe ser tener 42 orgasmos en una noche... yo solo llego a los 40 jejejeje.. naaaaaaa ya kisiera :P

Un gustazo pasar por aki...
Definitivamente volvere...

FEliz Navidad!

Besos y apapachos..

Lissette.

.

Dragón del 96 dijo...

Habla, Allan...

Tu post navideño erotico movio a la blogosfera...

Que bueno!

Pasaba a saludar ahora, a esperar que la pases bacan y na'a más.

Feliz Navidad.

Slaudos.

Juan Carlos Morgado dijo...

Que tengas una feliz noche buena si eres creyente....

y una feliz borrachera si sólo festejas



Cuidate

:)

Pripilas dijo...

Una vez mas paso por aqui para saludarte y desearte que pases una muy feliz navidad!!

Después de leer nuevamente el post supongo que tu tambien te unes a las clases de manualidades no? jajajaja

lector de blogs dijo...

Aaaaggr, cuestión de gustos. Las tetonas con culo grande, me recuerdan por aproximación a las gordas que pinta Botero y a Mónica Adaro bailando reaggeton.
Vale, es tu experiencia, en cuento, o real. Sé feliz.
Lo que importa es que lograste el rating deseado. Porque hablar sobre lo que es la navidad, aburre a la gente. Sangre y sexo, por dios.
Tus cortos ¿están en esta vena?
chicha, bizarras tomas con potos chorreantes y la baba del que siente placer con estas mujeres chirriantes. Paradigma, tu amiga, claro.
Tu post, nada me excitó, pero supongo que a los de pobre imaginación, sí.
Que pases una gran navidad.

Perla dijo...

pues... feliz feliz navidad! pásala bien... te leo...

Angélica Camacho dijo...

Qué post más fogoso! ja ja... Ya me dio calor uff. Que tengas un bonito día, abrazos navideños.

Imberbe_Muchacho dijo...

hey ceporro, FELIZ NAVIDAD
hermano, que en estas fiestas tengas paz, amor.... y otras cosas que te falten, leche, hurvos no se....
Pero que tengas todo

Jorge Luis dijo...

asu mare... si la navidad es fiesta de paz y escribiste eso, como sera para año nuevo que es una fiesta casi bacanal... vendre a ver q hay

Juana Gallo dijo...

Muy buen post... ¡felicidades!

Me gusta tu blog, tiene de todo: erotismo, sentido del humor, suspense, reflexión... y es muy ceativo. Si me permites, vendré más seguido a visitarte.

¡FELICES FIESTAS!

Daniel dijo...

Ala mela cuánto mañuco (a)

TRuLy dijo...

Carajo!
cha mare!
no no no no no...

No puede ser!

Tengo que llegar a agosto
tengo que llegar a agosto!
tengo que llegarrrrrrrrrrrrrr!!!



aaaaaaaaaaaaaaaaaa

Viste lo que causas!!!?!?!?!?


MAlo malo malo !!!


Te dije que volveria por mas...
y aun sigo aki....

Quiero MAs!!!


*Me voy.. babeando...
(baba de amor?)

Mafa dijo...

Buena historia :D Un golazo por navidad!