lunes, febrero 05, 2007

No kids

Hoy quiero escribir sobre los niños, esas personitas que van desde los cero hasta los ocho, nueve, diez años o la edad en que ya se tiene uso de razón aunque no de decisión. (no completamente)
Todo el mundo los adora y muchas veces he escuchado a la gente decir que les encantaría volver a ser niños y ser libres, sin responsabilidades.

Pensando en eso y en lo que siento hacía los párvulos, decidí mandarme de hacha y perpetrar este post a contracorriente de la mayoría, augurando desde ya el rechazo justificado de muchos de mis queridos lectores y con muchas posibilidades de convertirme en el desalmado ese, al que nunca más leerán. Mas aun cuando hay adultos que se transforman en monigotes con la presencia de los chamacos y de los que también comentaré.

Uno de los sonidos más insoportables que existen para mí, es el llanto de un bebé; aparte de el ruido, me desespera la angustia de no saber porque rayos chillan; Puede ser por: Hambre, sed, dolor, frío, calor, fatiga, sueño, liberación de energía, susto, mal de ojo y 50 razones más. Para descubrirlas, siempre estarán mami y papi. Yo no, gracias.

Ya más grandecitos cuando los churumbeles comienzan a balbucear sus primeras palabras, me da mucha risa ver como los adultos les dificultan el aprendizaje, hablándoles como retrasados mentales con frasecitas tipo: esha mi coshita goidita rupupucucu pachichonchita chinvengüenchona y rematadas con un certero: como me kele caaalajo.

Luego vienen sus primeros pasos y con ellos, sus primeras sacadas de eme pero igual, hay que estar con los ojos pegados para que no se vayan a tragar algún objeto extraño y pernicioso. A ver que te pasee tu tío Allan…si claro ya te cansaste y me lo quieres embudinar ¿no? Ya, esta bien pero cinco minutitos ¿ok?

Siempre me dicen que cómo me voy a poner a discutir con un niño –cosa que hago seguido- y yo siempre respondo que claro, como se me ocurre discutir con un niño y además yo solo, sin refuerzos pues mínimo necesitaría a una persona que me ayude a enfrentarlo y evitar que me manipule con su damiánica sonrisa. Los niños entienden absolutamente todo y saben exactamente que cara poner y que voz entonar y si uno no es fuerte termina siempre por hacer lo que ellos quieren.

Si fueran mayores uno les podría increpar y levantar la voz y sostener un diálogo cargado y hasta violento para imponer cierta autoridad; pero no, a los niños no se les grita porque son criaturitas de dios, angelitos maravillosos que traen paz y felicidad a este mundo lleno de corrupción y maldad.

Estoy convencido que toda la ternura y encanto de la que vienen provistos estos regordetes pilluelos, se trocarán en armas casi invencibles a la primera de bastos. Como escribí antes, si fueran más grandecitos, los desahuevariamos en wan: Oe tu estás loco, ¿a quién quieres engañar ah?, ¿crees que soy estúpida? Pero si son infantes, caemos redonditos ante sus dulces artimañas.

No entiendo porque algunos padres ciegamente, creen que sus hijos son los más bellos, inteligentes, tiernos, educados, despiertos o genios artísticos y deportistas destacados, porque hacen un mamarracho en un papel o empujan una pelotita con los pies. (incluyo a mis viejos y hermanos mayores) La perdida de toda objetividad y la fascinación que sobre ellos ejercen sus retoños, me hace pensar que estos señoritos son producto de alguna deidad oscura que habita en las postrimerías del cielo.

Esta etapa de la vida resulta ser a mi gusto, la peor de todas. Incomunicados al nacer hasta la llegada del lenguaje, sin control de los esfínteres, vamos por la vida cagando y meándonos los calzones y esperando la voluntad de algún ser pensante que nos limpie la ñoña y de paso la dignidad, la misma que no tendremos hasta que nos la ganemos. Disfrazados de ridículo somos el hazme reír de la muchachada grande, en cuanta actuación o ágape se celebre. Paralelamente, seremos adscritos a alguna religión o un equipo de fútbol que luego seguiremos con devoción sin saber el porqué.

No me entusiasma ni un poquito, la idea de verme jugando nuevamente con cubitos en la tierra y tragando los mocos que olvidaron retirar de mi nariz. No soportaría verme enfundado en ridículas prendas colorinches que a mamá le gustaron o que estaban en oferta. No quiero volver ni en sueños a rezar el credo completo ante la mirada escrutadora de algún cura indeseable.

A veces veo a niños de 4 años bailando marinera o festejo o imitando a Shakira y me produce tal rechazo ver a los inocentones chiquilines, moviendo el cucú y derrochando una sensualidad que no poseen y ejerciendo un erotismo que tampoco tienen, en danzas de seducción y cortejo y ovacionadas hasta el delirio por sus orgullosos hacedores. -Desubicado cuando menos-

La libertad de elegir es un derecho que nos canjeamos al dejar la niñez y las etapas posteriores como las del pre jeropa, el jeropa y el recontra jeropa, nos dan el estatus definitivo de personas, antes somos solo niños, no importamos sino para la dicha de nuestros creadores y su inconmensurable amor.

Cuando se es niño, se es presa fácil, la proverbial inocencia resulta una desventaja y nos convierte en posibles victimas de abusivos, violadores y cuanto malnacido ronde por ahí. Una tabula rasa o un lienzo que el resto llenará y pintará a su antojo, para bien o para mal.

He llegado a la conclusión que lo que siento hacia los niños, es indiferencia o falta de entusiasmo para celebrarles todo cuanto sea posible. No me conmueven sus gestos, no me arroban sus sonrisas, no claudico ante un puchero y menos ante un berrinche. No dejo que abusen de su edad y sus encantos, no tolero que les llamen la atención y a los 30 segundos corran azorados a sus brazos pidiéndoles perdón al asomar la primera lágrima.

Si las ventajas de ser niño se basan en recibir cantidad de chocolates, helados y juguetes, me habría gustado rechazarlas y pedir otras cosas, pero: ¿Cómo hubiera podido hacerlo si era tan solo un niño? y encima si algo de maravilloso tuvo esa época, no la recuerdo con claridad, son ahora recuerdos vagos de un vago con recuerdos. Talvez mi niñez haya sido hermosa -de hecho lo fue- pero era la única posible, sin probabilidad de que sea mejor o peor; no por mi intervención.

Quisiera poder sentir distinto pero no. Me parece que a veces las personas confunden amor con engreimiento, firmeza con abuso y tolerancia con mala crianza.

Yo me ahorraré esos ajetreos y muy egoísta seguiré pensando en mí y sabiendo que no podré sentir por un niño nada que no pueda sentir por cualquier otra persona, me declaro en falta grave y un omiso en el afán de procrear, perpetuando una especie de la que soy parte y con la fatal posibilidad de traer al mundo, algo que se me parezca. Genes que le dicen.

50 comentarios:

Gigi dijo...

A todos no nos puede gustar lo mismo. No todos nacen con el susodicho "instinto de reproducción"
Si los enanos no te llaman la antención.... ni modo, no hay vuelta que darle.

Que se hace pues caballero, así pasa cuando sucede....

Saludos

Cesar dijo...

"como me kele caaalajo".. jajajaja

TRuLy dijo...

Jajajaja ese Cesar me hizo reir!

Pucha, Gigi tiene razon, no todos nacemos con ese instinto... Sabes? yo antes no soportaba ni un ninho, nada de nada... no podia verlos porque me aburrian, hasta que me ofrecieron un trabajo en una tienda de bebes con un puesto que me gustaba y no pude decir q no... las 2 primeras semanas fue lo peor que pase, todos los dias veia enanos corriendo, llorando, jugando etc etc... pero despues todo esa antipatia se me quito... Ahora... adoro los ninhos y desde que presencie los nacimientos de mis dos engreidos (mis sobrinitos) se me cae la baba por los bebes, tuve la suerte de ver sus nacimientos y creeme es la mejor experiencia que he tenido en mi corta vida.

Ya hable mucho, pero la idea esta ahi... jeje.

Ahora shi che me cuida mi Perito Lindo Pechocho que monito con shus lenteshitos calaco!!!!

Beshito (K)!

BB dijo...

jejejejje me he reído con tu post, aunque no estoy totalmente de acuerdo contigo, respeto tu punto, los niños son especiales, pero aun no reuno el suficiente animo para desear algun dia tener alguno....

Un abrazo!

schatz67 dijo...

Creo que todos pasamos en algun momento de nuestra etapa de lobos esteparios por la aversión a los niños.Yo siempre solía decir para justificar mi poca paciencia ante las criaturas que "estaba guardando paciencia para mis hijos".Felizmente que la guardé porque a veces los quiero pasar por el water.

Igual no me considero un gran entusiasta de los chicos.Te dan alegrías inenarrables pero llegado el momento te dejarán y seguirán su camino por la vida.

Volviendo al post creo que habla peor de los adultos que de los chicos.Muchas de las cosas que no soportamos en estos ultimos son culpa exclusiva de las estupideces de los mayores.

Un abrazo

Schatz

mediodiablo dijo...

Hola Perro Andaluz, yo tampoco siento el menor entusiasmo hacia los niños, son ruidosos y quitan tiempo y dinero. Sin embargo, creo que el desagrado (el tuyo, el mío, y el de algunos otros) apunta a los padres del niño más que al maldito enano. Los padres, y una gran mayoría de adultos (sobre todo los que tienen hijos), inexplicablemente se convierten en unos imbéciles ante la presencia de un niño, sobre todo si se trata del propio. Un infeliz tiene un hijo y medio mundo TIENE que verlo, o al menos ver su foto y emitir sonidos del tipo aaaaayyyyy que lindo, o hacer comentarios como 'cuánto pesó al nacer? guau qué grande'.
Lo que más me jode es cuando los padres se vuelven inmunes a los aullidos del hijo, pierden también la noción de disciplina y de urbanidad. Un buen amigo vino a pasar la navidad a mi casa, su hijo de 4 años casi la destruye por completo, sus padres no hacían nada por contenerlo, sólo le hacían amenazas increíbles como 'jorgito, si sigues rompiendo las flores va a venir la policía', el chibolo se pasaba las advertencias por los huevitos. Los papás llevan al chico a restaurantes y medio mundo tiene que soplarse los chillidos y hacer hígado.
La noche anterior a nochebuena hice el comentario 'pucha me duele la cabeza porque no estoy acostumbrado a tanta chilla y desarreglo', y listo, al día siguiente mis amigos empacaron y se fueron resentidísimos. No sé nada de ellos desde entonces. Yo trato de convencerme de que les di una lección, pero no puedo dejar de sentir remordimientos. Es una concha, por alguna razón los padres alucinan que TODO EL MUNDO debería perdonar y aguantar a sus hijos porque 'son niñitos, y se les debe engreír y perdonar todo'.
Ya saben, si tienen hijos, no jodan a sus amigos que no los tienen. Ellos no tienen el menor interés en hacer de payasos para sus bebés.

1/2d

El perro andaluz dijo...

Hola mediodiablo, gracias por comentar en mi blog pero yo no puedo hacer lo mismo pues tu nombre de arriba aparece en letras negras lo que indica que no eres blogger y tu firma de abajo que esta en azul, no me enlaza con nada y sale siempre: no se pudo encontrar la página. Igual gracias por comentar.
Un abrazo.

RacuRock dijo...

hola. ya va unos dias que te leo por otro blog y esta bien.. no pude evitar opinar para este tema ya que me toca directamente. Cuando era joven muchacho adolecente no era llamado por los niños osea no me interesaba hasta no los tocaba ni les hablaba.. claro que son buena onda pero hasta ahi nomas. nada de contacto mas cercano. Pero lo contrario tambien sucedia. En el mimso momento los niños querian estar conmigo y se sentian bien a mi lado a pesar de mi indiferencia. Hoy hace casi cuatro semanas fui padre y tuve una niña. Es verdad los hijos nos haran imbeciles o estupidos y se nos cae la baba por ellos. Para mi mi hija es la mas bella de todas a pesar de que saco mi cabello y mis cejitas pobladas. Para mi mi hija es la mejor del mundo no porque es la mas bella sino porque es mi hija porque vino del amor entre mi pareja y yo. porque es parte de mi y no me importa hablar con los cheleleles, ni nada de eso. Mi pensamiento cambio y ahora los ninos te hacen ser mejor que antes . bueno.. hasta la proxima.. y no se olvide de tomar su lechechita. jejeje

Ursula dijo...

Ja ja, a pesar de la acidez, tienes mucha razón en lo que escribes...

El problema es que los niños son el reflejo de los padres, un niño es así o asá porque así ha sido educado. Las infancia es una etapa muy compleja y ser padre es una gran responsabilidad si es que no quieres crear niños engreídos, antipáticos y que se sientan dueños del mundo, o chiquiviejos que no viven su edad...

Hay padres que se vuelven realmente idiotas al tener un hijo y pierden todo criterio,a mí en general me gustan los niños (menos los malcriados o los chiquiviejos), espero tener hijos algún día y no quisiera por nada del mundo ser de esas mamás que todo es "oooooh que lindo mi hijito" y no tienen otro tema de conversación mas que el bebe y todo su universo... Ya tengo varias amigas así, y la verdad es que escucharlas hablar siempre lo mismo aburre...

Pero en fin, los niños crecen y se convierten en adultos, y a la larga los adultos tienen más mañas y problemas...

Saludos!

Ana R dijo...

Esos locos bajitos a los que cantaba Serrat o pequeños tiranos...me encantan .Lo confieso. Pero , fíjate, Allan , que no me parece ningún delito que no te gusten y hasta me he reido leyéndote . Y es que en tanta jocosidad expones algo real y que resumiria en un : ''es el proyecto humano más capacitado para sacar de sus casillas a cualquiera'' Y lo hacen, lo hacen...
A mi, personalmente , si me gusta de vez en cuando recuperar la patria perdida de la infancia .Y muchas veces lo hago , sobre todo para escribír, y como consecuencia fantasear , imaginar...O regresar a la inegnuidad ; teniendo en cuenta que la palabra ''ingenuidad'' según los puristas de la lengua tiene una acepción que significa : indígena que no ha perdido su libertad...Y es que la niñez tiene sus ventajas...

Ha sido enormemente ameno, leerte.

Un abrazo

Hulde Ayala dijo...

"falta de entusiasmo", tú lo has dicho... y no puedo estar más de acuerdo.
son lindos los niños, pero hay cada niño! francamente, temo taanto traer al mundo seres que serán en el futuro unos perfectos imbéciles... qué horror! que por mi culpa anden circulando por ahí unas pavadas de personas...


jaja, sorry por la intromisión
(una fisgona)

saluditos!

mediodiablo dijo...

Perro Andaluz, no me había dado cuenta de que el link que ponía en mis comentarios no llevaba a ningún lado.
A ver si esta vez funciona. Si no, la direccion es simplemente www.cojudeces.com.

Ursula, te felicito por la frase "Hay padres que se vuelven realmente idiotas al tener un hijo", esperemos que no nos suceda si en algún momento decidimos ser padres, a mí me da mucha flojera.

Un abrazo

1/2d

habladorasinpalabras dijo...

Qué buen post. Me pareció interesantísimo tu punto de vista y me encanta lo que dices, tienes mucha razón en muchas cosas. Te diré que a mi sí me gustan los niños, es mas, siempre tuve buenas experiencias y hasta llegué a adueñarme de tres de mis primos, y llamarlos hijos mios... pero la verdad, ese exceso de amor que nombras me da no se k... una parte de mi te apoya completamente.

Angélica Camacho dijo...

Ahora mismo tengo ganas de ahorcar a mi sobrino de 7 que ha venido a pasar unos dias a mi lado... Que difícil tener un niño en casa!! Yo siempre fui la última de la familia, nunca supe como tratar a un niño. No obstante, lo quiero, qué puedo hacer, por eso le enseño lo que creo le servirá pero no suelo engreirlo para nada, no quiero tener un monstruo manipulador conmigo, y vaya que lo intenta.

Dragón del 96 dijo...

Apoyo la moción de Schatz, todos los hombres tenemos la etapa de odiar niños, llantos, olores, malacrianzas, agarran tus cosas, las rompen, se excusan con su madre sy parcticamente se vuelven embajadores del mal, intocables y con inmunidad parlamentaria. Practicamente son dueños dle mundo.

Y yo creía lo mismo. Pero tener un hijo es otra cosa, no quieres perderte de nada, sus pedos son alarmas para cambiarlos, sus llantos son reclamos de atencion y tarde o temprano se volveran tus complices. Conozco y envidio relaciones padre e hijos que me hubiera gustado tener con mi viejo y eso es algo que se construye de pequeño, claro tratando al niño como un igual y nunca como un niño.

Bueno, creo que no fui de ayuda.

Slaudos.

Acitsonga dijo...

Te alucino de niño igualito a Stewie Griffin el hijo menor de The Family Guy... Ni más ni menos.

Perrogato dijo...

A veces la vasectomía puede ser tu mejor amiga. A mi me gustan los niños, siempre y cuando no sea mios.

tizia dijo...

No soy muy afecta a los niños, especialmente porque los niños de ahora en su mayoria suelen ser un azote, pero quiero muchisimo a mi sobrino que es para mi como un hijo.
No todo el mundo está preparado para ser padre y me parece bien que si no te agrada el serlo, no te proyectes como tal. Muchos traen al mundo niños por razones equivocadas y luego se desentienden de sus obligaciones lo que trae como consecuencia adolescentes con mil problemas de conducta.

Nam dijo...

Yo tenía una idea parecida cuando estudiaba en la universidad, a decir verdad fue una de las razones por las que nunca me llamo atención la pediatría.
Poco a poco fui observando lo que mencionas, la estupiditis crónica reagudizada de los padres que permiten que sus hijos hagan lo que quieran sin disciplina.
Las forma de pensar no tiene porque cambiar mucho cuando uno decide tener los propios, en el sentido que los hijos, en mi caso, mis hijas, deben aprender a seguir normas, y esa tarea depende de los padres, padres que al mismo tiempo están recién aprendiendo a serlo.
Es una tarea que requiere la paciencia de Job, y eso también se aprende sobre la marcha.
Saludos.

Carmen dijo...

A mi no me gustaban los niños...pero derepente empezaron a caerme bien, no sé por qué.....me encantan los bebitos...agu,agu,tutu,meme.

TRuLy dijo...


Schatz y Nam tienen mucha razon :P

Un besito con apapacho!
Pase a saludarte...


Chalo dijo...

Yo lo que tengo es poca paciencia. Y los niños necesitan muuuuucha paciencia.

Ahora, si hay algo que he aprendido en la vida es que detras de un niño insoportable esta siempre un adulto pelotudo (o pelotuda). Pienso igual que Mediodiablo. Algunas personas piensan que por que ellas tienen un hijo, el mundo debe detenerse.

Aj!

Mu dijo...

a mi papa le dicen "herodes" y a mi me dicen "igual a su padre".

Como que compartimos opiniones.

habladorasinpalabras dijo...

linkeado! espero no t moleste :)

Kat dijo...

comparto la opinion de schatz y dragón...

por lo demás
avísame para dejarte el formulario :D

Imberbe_Muchacho dijo...

porque te pones asi ceporrito esha mi coshita goidita rupupucucu pachichonchita chinvengüenchona

jajajajajajaj

Jen Frulita dijo...

yo pienso igual que tú en muchas cosas... los niños son macabros, tan chiquitos, estan en todas aprtes planeando maldades... xD
yo tampoco procrearé, eso de que todasss las muejres tenemos instinto maternal es mentira

shung dijo...

asuuuuuuu quememos a los niños!!!... ni al chibolo de la profecia lo veia tan terrorifico!!!... jajaja :P...

shung dijo...

Yo amo a los niños.. te hecho tengo dos primitos y veo como crecen cada dia!!...son los maximo... siempre terminan haciendo lo que quieren porque me dominan =(... pero eso de que les hablan como cojudos... al primer intento de decirle "titi"(carro) su vieja, o sea mi tía me manda una carajeada te padre y señor mio... asi que les hablo bien :P

PD... QUIERO SER NIÑA OTRA VEZ, PONERME MI DISGRAZ DE CONEJITA ROSA O DE INDIA Y MOVER MIS CADERAS AL RITMO DE LAS TORTUGAS NINJA :p....

Palanteflash dijo...

LOS niños son la bendicion mas grande de una familia.

saludos

TRuLy dijo...

Shung me hiciste reir!!
nada de quemarlos!!! aunque siga riendome al leer el comentario jijijii..

Chalo tienes mucha razon!


Mua!!! un beshito lico lico lico calaco para mi Perito lindo pechocho... quen esh mi andaluzito, quien esh mi perito, quien esh mi cosita lica que usa sus lenteshitos???

DäNg€®rOu§ WOMän dijo...

Nooooooo me parece, los niños son jodidos pero no taaaaaaaan malos como dices... he dicho!


Dw

Jen Frulita dijo...

oye amanta, not e pases, jileando en mis narices, en mi cara pelada!

Perrogato dijo...

Esa dangerous woman con ese comentario está contradiciendo su último blog. Ahora tampoco hay que ir al extremo de cambiar al niño por un pollito con el tío de fierro, catre y botella.

TRuLy dijo...

Opss Sorry amanta pero es que el Perito es lindo pes calaco :)

*luv ya!!

MUa!

Azrael dijo...

Para mí es la mejor etapa pues los críos estos todavía no saben qué es la vida y de alguna forma son felices.

Pero que jode como la gran puta cuando lloran, jode.

hentzau dijo...

Pertenezco a esa especie que no busca la reproducción.
Puedo apreciar la belleza o la inteligencia de un niño ajeno pero sin embobarme. Primero, porque los únicos niños por los que puedo sentir cariño son mis sobrinos y a ellos no los soporto más de cinco minutos a mi lado. Segundo, porque me molesta que pregunten y hagan idioteces a cada momento, como si todo adulto tuviera la obligación primordial de responder o evitar sus cojudeces. Tercero, porque recuerdo que yo era un niño muchísimo más inteligente y educado que los que veo comúnmente, lo cual me sorprende, irrita y luego deprime.

la homiguita lucida dijo...

los niños tiene algo admirable
les pegas y ellos vuelven a tu lado sin rencor (lo digo por mi hermanito).

mmm, es que eres hombre, hay gente que no les nace el instinto paternal facilmente.

Martha dijo...

Allan! hace años que no se de ti y ahora te encuentro gracias a una noche de insomnio.
Lindo Blog!
Cuento/comento,con respecto a los niños,que somos muchos a quienes nos miran raro por decidir, (temporal o permanentemente) no tener hijos.
Me casé hace poco mas de un año porque era la forma mas rapida y sencilla de estar con la persona a quien amo sin que me jodan ni me expulsen de un país que no es el mío. Y juro que a partir de la hora del abracito ya me estaban preguntando "Y para cuando los bebes?"
Asi se supone que es pues, pero importa saber si me casé para reproducirme?
Una amiga esta en las mismas, y cuando le preguntan "Cuando los hijos?" ella responde con otra pregunta "Cuando te mueres?". La misma lógica "Naces, creces, re reproduces y mueres" al que ya tuvo ñaños le toca morir,no?
Carajo! cada vez que en un bus, tren o avión, me tengo que soplar berrinches de un crío me reafirmo: no me provoca uno a tiempo completo!
Ahora me pongo profesional y digo que desde mi experiencia,la conducta de los niños esta directamente relacionada con los limites que les vienen de fuera, de los papàs, de la nana, de los abuelos, etc. Los más problemáticos que he visto, curiosamente han sido "educados" por la nana, a quien los padres no le permiten poner limites al niño, cómo pues?? si es la nana!!!. Asi que el chibolo crece sabiendo que la chica de blanco es SU empleada y su chamba es satisfacer al jefe (seran inteligentes!), los padres culposos, que como trabajan tanto y dedican poco tiempo a los nenes no tienen mejor idea que permitirles hacer lo que les da la gana en su presencia.
Tengo coleguitas que les venden una lista de causas de traumas eternos, asi que para evitar la fatiga de recordar si lo que estan a punto de hacer está incluido en la laaaarga lista de lo que puede traumar para siempre a su hijo... el padre o la madre opta por NO HACER NADA! (que se jodan los que tienen que ganarse con los berrinches)
En este momento de mi vida, no hay nada que me haga mas ilusión que no ser madre y hay pocas cosas que me molesten más que las malcriadeces de los hijos de esos papis que no hacen la tarea.

Pao dijo...

A mi tambien me llegan al pincho los niños, tanto que el ultimo con el que tuve contacto fui yo mismo de niño.

No los trago por muchas razones, algunas ya las has descrito aunque te faltan otras tantas.

Algunos piensan que los niños dan risa (¿?) y los ponen de monos vizcos en las series de tv, ¿no has visto acaso que en todas hay un criter haciendo cojudeces?
POr suerte, otras tantas no se valen de artilugios baratos para engatuzar a la audiencia. Para eso esta el guion.

SOn muy manipuladores, y lo se porque a veces chequeo discovery health donde dan un programa de pequeños latosos, que paciencia por dios. En este mundo por demas, duperpoblado, deberiamos entender que los hijos solo solo deberian venir cuando uno esta preparado para ser padre, tanto bicho haciendola de mediocre padre, no vale la pena, no hay buen futuro.

Segun los catolocos, todo recien nacido, lleva el mal en el, la bestia dormida, la tentacion, el lado oscuro, el primo del esquizofrenico Gollum. Y por eso, hacen ese espectaculo de bautizar a los engendros, para -segun ellos- librarlos del mal y que no vaguen en eel limbo en caso de muerte prematura. Yo he sido bautizado, pero si pudiera haber elegido no lo hubiera hecho.

Porque no puedes hacer nada, te tienen que limpiar el poto, dar de comer en la boca. Y mas.
Yo paso.

Pao
666

Anónimo dijo...

Los hay de todos los tipos, pero de hecho creo que la habilidad para sacarnos de quicio es formada por los padres y a ellos creo que hay que gramputear, ya que no nos atreveríamos a meterles quechi a los engendros. Hablando de eso, siempre me ha parecido desagradable cuando una mujer saca su tetamen alegremente en la vía pública o en una combi como si no hubiera diferencia entre una teta y un biberón. No entiendo cómo algo que normalmente ocultan y reservan para algún hombre en particular resulta tan insignificante cuando le dan esa otra utilidad. El seno femenino es producto de mucha atracción sexual y no se puede mancillar su imagen con un enano absolutamente antierótico prendido del mismo. No lo hagan en público por favor.

Head.

Calle Quimera dijo...

Genial tu post,sobre todo el sesto parrafo.En un momento dado de otro de tus posts destilas poesia e ingenio...genial.Un abrazo

Mafa dijo...

Será que no he tenido hermanos, que los niños me causan mucha gracia y sobretodo los que no se portan como pirañas. Por lo general me llevo bien con ellos, siempre me ha gustado jugar mucho, ver dibujos, etc. Tema de conversación con los niños no me falta.

Odio cuando estoy en un restaurante y un niño empieza a llorar, lo odio más cuando viene a mi mesa y empieza molestar sin que nadie le haga nada. Los padres deberían salir a pasear con sus hijos al parque, no al restaurantes ni a cines sobretodo entre los 3 y 7 años. :P

¿Tener un hijo? Sí, porque no? pero creo que los niños deben llegar bien planificados y después de que uno a recorrido buen trecho en la vida.

Un beso

Anónimo dijo...

Hola

Anónimo dijo...

Hola, tengo 27 años y estoy casada hace año y medio. Bueno supongo que estamos medio programados como para preguntarles a los recien casados cuándo piensan encargar a la cigueña. Desde luego que hay personas que me hacen esa pregunta, y la verdad me incomoda.Pero no se lo digo a la gente para que no me miren raro. Pongo como excusa cualquier cosa: que tengo que hacer otros estudios, que pienso esperar un poquito, que todavía no me siento preparada.
La verdad es que en el fondo no quiero tener hijos. Suena raro pero es la verdad, nunca he querido; pero cada vez que lo he dicho la gente me ha mirado tan raro que me he sentido avergonzada.
Ante todo, pues siempre me he sentido o me han hecho sentir rara. Estoy por el aborto, por la eutanasia, por el matrimonio gay, por la igualdad de género, tiro más a agnóstica. Durante mucho tiempo he vivido en una provincia muy pequeña de la sierra y ha sido muy difícil para mí puesto que la mentalidad de la gente es completamente distinta a la mía.
Probablemente esta patología mía de no estar interesada en la maternidad tiene que ver con el hecho de no haber sido una hija planificada y de no haber visto a mi madre feliz en su papel. Durante mucho tiempoi me pareció una persona muy frustrada y me imagino que relacioné la maternidad con la frustración.
De otro lado mi madre siempre me dijo que si un día yo quedaba en cinta no me brindaría ningún apoyo, y cuando tenía 11 años me empezó a acosar con preguntas sobre si estaría embarazada debido al volumén de mi vientr (que no era otra cosa que una indigestión).
Durante mucho tiempo mientras hice mis estudios en la universidad tenía pesadillas en las que quedaba en cinta.
Así que de una forma mi madre consiguió su objetivo, puesto que llegué a tenerle tanto horror a la maternidad que nisiquiera tuve novio durante mis estudios.
Me imagino que ella no quería que yo quedase frustrada profesionalmente y por eso me acosaba tanto, pero no se dio cuenta que me causó un verdadero trauma. Hoy no quiero tener hijos, adoro a mi pareja, pero la sola idea de traer hijos a este mundo cruel me parece un acto despiadado y egoísta. La maternidad me produce cierta repugnanacia.
Puede ser que mis comentarios resulten chocantes pero estoy siendo sincera.
Soy una de esas extrañas personas que no desean reproducirse. Imagino que de haber vivido otra realidad yo no pensaría así y estaría en la norma, dentro del grupo de las personas "normales". Por otro lado creo que si sólo tuviese hijo para que la gente deje de acosarme sería una idiotez.

El perro andaluz dijo...

Hola anónima:

Las razones para no querer tener hijos son varias, yo expuse las mías en el post, pero no obedecen a ningún trauma. Tiens el derecho a no procrear y cuales sean las razones, no tienes porque sentirte mal. El día que tengas las ganas pues lo tienes y ya, mientras tanto, no te dejes presionar. Es un tema complicado y espero que todo te salga bien.
Saludos.

M. Isabel dijo...

Te entiendo, Allan. Algunas veces también quise estrangular a mi hija :-) pero bueno, esas épocas ya pasaron.

Y no sé qué más decir, pero concuerdo 100% con Mediodiablo, Schatz y Martha.

SAludos.

GINNA dijo...

BUENO YO EN ALGUN MOMENTO HE DETESTADO A ALGUN NINO PERO NO R POR SER ESO SINO POR MALCRIADO, HAY UNOS CUANTOS QUE SE PSAN DE REVELDES PERO HAY OTROS QUE YO LES METERIA EN EL BOLSILLO Y ANDARIA FELIZ CON ELLOS.

HAY DE TODO CON LOS NINOS COMO EN TODO.

Y QUE TE PUEDO DECIR HE VIVIDO DE ESE TODO POR QUE TENGO UNA HIJA QUE A VECES ME COMPRA Y OTRAS ME VENDE CON LA ACTITUD DE ELLA.

NoeliaA dijo...

Efectivamente! Que la culpa no la tiene el chancho sino el que le da de comer!!!!!!!

marta dijo...

y digo, ¿que es lo que no tendrá de egoismo absoluto o de narcicismo malsano la acción, exclusiva de nuestra especie, de la procreación deliberada ¿?

Fdo.: "la futura madre adoptiva".