jueves, setiembre 18, 2008

109

Conozco cineastas que han apostado todo por sus proyectos personales. Han puesto en peligro su futuro y salud, junto a la educación de sus hijos y sus relaciones sentimentales. El sueño ante todo; luego ya veremos.

De hecho, hay escritores, músicos y artistas de toda laya, que han escogido montarse sobre sus anhelos y arrastrar con ellos a quienes no debían.

Este es un comportamiento que no aplaudo, aún sin yo tener que rendirle cuentas a nadie. No me parecen hazañas que deba imitar, ni riesgos a seguir alimentados únicamente por la pasión.

Me parece admirable, sí, que haya gente que lo haga, pero mi admiración se basa más en la sorpresa que me causa el hecho; y no en lo que me pueda cautivar del mismo.

Hay cientos, quizás miles de historias que narran prodigios artísticos, creados sobre la base trágica de actos irracionales que a la postre, tuvieron su recompensa.
Existen fortunas que se han hecho por el puro arrojo de sus dueños. Logros poco creíbles, asentados en la osadía mítica de sus hacedores.

Perderlo todo para luego ganarlo todo, parece ser la consigna.

La verdad que no me da para tanto. La locura como único sustento del éxito, me asusta un poco. El desenfreno lúdico, casi poético de las apuestas malditas con el futuro, me hielan la sangre que todavía conservo.

Siempre he buscado pasarme de la raya. Siempre he tratado de cuestionar lo establecido y provocar las iras del Statu Quo; pero como ya lo dijo alguien: Para ser completamente libres, tenemos que ponernos límites.

En este caso específico, dejo mi arrechura en paz; y me aboco a lograr mis metas con toda la lucidez y consciencia que me están permitidas. Sobre todo las artísticas.

No me imagino muriendo de inanición o con una enfermedad grave, tan solo por ver estrenada mi película. Ni cagando. No corre, varón.

Por ahora, haré foco sobre la realidad, desearé que mi muerte llegue en un segundo plano; y dejaré que mis placeres discurran en cámara lenta.

Corte.

Les dejo una de mis escenas favoritas del cine. La película es "Buffalo 66", la dirige Vincent Gallo y el tema que baila Christina Ricci, es "Moon child"; de King Crimson.

23 comentarios:

Chio dijo...

Yo creo que hay que buscar el equilibro, el famoso "ni muy muy, ni tan tan"

A veces arriesgarse trae sus mèritos sobre todo si racionalmente has analizado tus posibilidades de éxito.. tampoco hay que ser tan locos...


el que no arriesga no gana dicen no? y esto en todo ámbito eh...

Blue girl dijo...

Hasta para arriesgar hay que medirse, sobre todo en estos tiempos locos. Después de todo, podemos apelar también al "Despacio se llega lejos", ¿no?

Creo que la actitud de tomarse las cosas con calma es la mejor en todas las circunstancias. Por otro lado, las locuras que no haces en un contexto (el dejarse llevar), las realizas en otro.

Linda canción, no la conocía. La danza de Christina me parece muy tímida y tierna.

Saluditos.

CésarZ dijo...

Se que hay muchos que se arriesgan ha hacer algo mas osado, mas acorde a lo que ellos gustan aveces por descontento con lo que usualmente hacen..son casos.

Martín dijo...

no ponerse límites es eso, no ponerlos y ponerse al menos uno es ponérselos todos, sobre todo el de la razón que irá poniendo poco a poco con los años.... estás tío.

Mafa dijo...

No he visto la película, pero Cristina Ricchi siempre se arriesga interpretando personajes distintos. Su baile con el fondo musical me gusta :)

Creo que toda decisión implica un riesgo en menor o mayor grado.

Un beso

Dragón del 96 dijo...

No estoy seguro si yo podría arriesgar todo por algo en lo que creo, tendría que sentirme muy apasionado por ello, pero si la persona que está a mi lado me apoya, pues lo hago a ciegas, aunque nos quedemos pobres comiendo uñitas de los pies.

Slaudos.

monich dijo...

Es bueno gozar la vida con pasión y arriesgar. Tropezarse y fracasar son parte del juego, pero el riesgo tiene un límite personalísimo, una medida que no es igual para todos. La prudencia lanza su voz de alarma y es hora de pensar en ti y en los que dependen de ti. Uno comienza a pensar así, sobre todo cuando tiene hijos.

La Chica De Pelo Marrón dijo...

¿tu pelicula favorita es....

TRuLy dijo...




A veces los locos no se dan cuenta de que lo estan entregando todo y simplemente se dejan llevar... A muchos les gusta el saborcito de ir a mil por hora sin pensar otra cosa... supongo que por eso arriesgan tanto... y total, si pierden ni cuenta se dan.. jajaja


Besho.



Pd: La Ricci esta yucona :P



Fiore dijo...

jajaja yo pensé lo mismo que la P.D de Truly...
pero bueno..
Creo que cada uno en la vida se puede ir dando cuenta de lo que quiere hacer de lo que quiere tener para ello implica un tanto de decisión y otro de tanto de inspiración, pero dando se cuenta por donde pisa. Pero si por ejemplo Ricardo me dice "vamos a Europa y vendamos frejoles" yo lo sigo porque seria su sueño y alli estoy para hacerlo realidad sea cual sea el resultado, lo que importa es el haberlo hecho por él.

Bso perrito!

Anónimo dijo...

Yucona no más? yo diría que sale bien tacuchi en esa pela.
De estos "locos", creo que es gente especial, viven por su sueño dejando todo de lado, no es lo normal, somos gente compleja y tenemos muchas necesidades. Pero creo que astos les debemos el conocimiento de todo lo que puede hacer un ser humano, para bien o para mal. Seguro que Hitler fue excesivamente apasionado, posiblemente tanto como Gandhy.
Yo creo que puedo arriegar lo que no me afecte lo escencial.

Head

La Chica De Pelo Marrón dijo...

la buscaré, la buscaré y algún día la veré!!!!

(eso fue un verso sin esfuerzo presentando por una chica de pelo marrón)

TRuLy dijo...





Tacuchi jajajaja..
esa palabra no la "oia" hace mucho :P




Wilmer-Avila dijo...

Hey Allan que gusto encontrarte por la web. Solo comentar que es muy equilibrado lo que dices por lo que me resulta comprensible entender la vida como un equilibrio: no arriesgar todo ni tampoco limitarse del todo.

Un gusto visitar el blog, stamos en contacto.

Wilmer Avila (¿parientes?)

El Dueño de los Cajones dijo...

Búffalo 66 es una mega pela!!

Creo que hay riesgos que se toman por pasión, pero no echaría a perder mi vida por eso.

Debe haber un disfrute siempre...

soleil dijo...

Creo que de todo hay un poco, a mi me gusta mas la gente que se arriega a dar todo por el todo, creo que es una forma mas intensa de vivir la vida loca que nos traemos, yo si me considero capaz de arriesgar mucho y mucho por mi sueño o pasion, siemopre en busca de algo mejor, ahora que tambien siempre hay consecuencias, y ahi es donde ya genera un poco de problemas mi idea, ya que creo que hay tiempos para arriesgarse como un loco desenfrenado, y tiempos para estancarse, para pensarlo, para ir con calma, al final, lo que importara es que consiguieras lo que te propusiste, cada cual a su propia manera.

Anónimo dijo...

Esto me suena al zorro y las uvas, total si están verdes, total no puedo, justificaciones muchas.
A proposito Buffalo 66, muy buena pela.

JoseRD dijo...

El que no arriesga no gana

Malena dijo...

Allan, lo siento pero no he entendido tu comentario. :(

Me hablas de un cadaver, pero no sé de donde sale. Sorry.

Un beso.

Anónimo dijo...

Por experiencia personal, creo que el arte y la expresión legítima del ser interior, valen la pena cualquier tipo de intensidad.
El arte, no es más que la expresión de la tragicomedia del vivir cotidiano.
Vivir con pasión por ser y expresar, hacen tan rico la experiencia del vivir.... Total, es mil veces ser fuego que tibio.

extraña mujer

digler dijo...

soñar con los pies sobre la tierra...

ta jodido eso de arriesgarlo absolutamente todo

Acitsonga dijo...

Yo soy una timbera de la vida. Pero eso si, yo no arrastro a nadie, solita nomas voy :D

peregrino dijo...

La lucidez de la locura.

Nos leemos.