lunes, octubre 27, 2008

115

Corrían las cinco primeras horas de aquel domingo día de la madre. Lalo y yo habíamos estado bebiendo, y llegamos a comer lo que hubiera en esa carretilla ambulante, situada frente al hospital del empleado.

Ya se nos habían adelantado muchos otros borrachos y sólo alcanzamos a pedir lo que quedó: arroz y cebolla. Dos panes cada uno, generosamente servidos; fueron devorados como ambrosías dignas de 30 centavos.
Antes de retirarnos, le dije al hombre que allí atendía, que más tarde volvería llevando a mi madre a celebrar su día, y que me separe una banqueta para tres. Supongo que me creyó.

También he comido en el chifa al paso de Basilio Huanca. Otra carretilla, esta vez en la Avenida Grau, junto a parchadores de llantas y grifos improvisados de kerosene. Serían principios de los 90. Muy rico.

No olvido al "tío" Félix, cebichero ambulante que vendía en el merdado de Elio, por la fábrica de D'onofrio. Una delicia en horas de resaca. Félix atendía con una sola mano, con la otra, jugaba damas todo el puto día, y su pregunta de rigor era: con yuyo o sin yuyo.
Dejé de ir cuando lo vi en un reportaje de la tele, acusado de usar ácido cítrico en lugar de limón y algunas otras joyitas de insalubridad, que ya estarán adivinando.

Debo haber comido en decenas de palacios de coliformes y bacilos. Quizá haya ingerido algunos animales innombrables y paladeado jugos y grasas que podrían matar un banco de peces.

Ya no hago esas cosas, me cuido más y mejor, pero esos sabores todavía se aparecen en mis sueños. Y sí no he ido a su encuentro, es porque simplemente, no sé dónde hallarlos.

Por eso, si alguien sabe de Félix, Basilio y compañía, será mejor que no me avise.

43 comentarios:

peregrino dijo...

Los sabores, maldita sea con los sabores, que panera de permanecer en nuestro interior.

Nos leemos.

jocho dijo...

como las papas rellenas de san camilo, los sanguches de alpaca y papa arrebozada de incamotors (que todavia como cada vez que puedo), los helados de barril (cada vez que puedo) o los del Pibe (q.e.p.d.), la chicha de jora del Palomar (a dos cuadras de mi jato jeje)

pero sin duda nada extraño tanto como las imbatibles, ultraseguras y superdeliciosas raspadillas de la iglesia del pilar, tambien cerca a mi jato. Un vaso enooooorme a 50 centimos, eran otros tiempos... nunca he vuelto a comer una raspadilla así

jocho dijo...

ahhh de todas las que cité creo que solo las primeras son peligrosas xD

Fiore dijo...

jajaja que miedo perrito! :S
pues de todas maneras esos "huariques" tienen lo suyo ;)

bso!

Gigi dijo...

Me hiciste recordar las hamburguau a la salida de la Universidad... que tiempos aquellos... (incluía chicha, pero no servilleta...)
Y también Los churritos...
o las salchipapas con medio kilo de papas y tres hotdogs marca "bobby"
jajajajaja

soleil dijo...

jaja es que todos tienen en un rincon muy especial del corazon a la tipica "tia veneno" parada en alguna esquina del barrio con su salchipapa o hamburgesa... q tiempos!!!!

Rigo dijo...

Aun tengo en mi mente:

+ Los cebiches del Mercado San Miguel, los chochos y las conchas negras.
+ Luego de ver un partido en el Estadio Nacional sus anticuchos o picarones de la tia lucha a la salida si iba a popular, obviando en pleno partido los hotdogs fosforescentes que me causaban repulsión (eso ni en drogas man!), si iba a occidente su rico sanguche de pavo con su "gacela" "fantasma".
+ Los ladrillos que venían con los panaderos de barrio (carretilla blanca con su vidrio para ver la oferta del día.
+ El cebiche de "uñítas" por la pucp.

En Arequipa:
+ Los anticuchos de china en la Sn francisco - aun soy caserito-
+ Una vez que comi tallarines rojos con chaufa en Cerro colorao (uno se vuelve osado en copas)
+ Los cheffer, en los 80´s inundaron lima con sus hamburguesas(siempre me jameaba uno a la salida del cultural de la angamos), en Arequipa aún permanecen.
+ Las Caparinas de Aqp.

Y bueno.. el agua de Lima que está más abonada que chacra.

Mafa dijo...

Me gustaba comer papita con huevo duro y harto aji en la puerta del hospital de Niño en Lima y en el hospital regional en Cusco.
También la piña en rodajas dulce por la av. Abancay.
En Jr. Puno en el centro hay una carretilla donde venden una chanfainita buenaza combinada con tallarin y mote.
En el mercado de caqueta un tío que vende una crema volteada y un arroz con leche.
No sé si tendrán carné de sanidad, pero la última vez que pasé por esos huariques, siempre fui bien atendida.

ArCaNo dijo...

lo que no mata, engorda..!!

Cathy Pazos dijo...

siempre hay huecos donde las cosas saben muy bien y no matan... pero sí engordan..

Malena dijo...

Mi querido amigo:Lo que me extraña es que todavía estés vivo después de tantos bacilos y bacterias. :)
Debes de estar inmunizado, Allan.

Mil besos,corazón.

El Dueño de los Cajones dijo...

Todo buen peruano saludable debe pasar de rigor por esas verdaderas aventuras culinarias (chúpate esa Gastón!!)
Sino, se vuelven enfermizos de viejos!!!

Anónimo dijo...

Queloide recomienda:

-turrón de tubitos de carretillero (mejor mientras mas neón la miel)
-choritos a la chalaca de la sombrilla fuera del club villa
-pizza de la carretilla que pasa a las 6pm por la calle bolívar en miraflores
-empanada de pollo de la bodega al lado del citybank de benavides
-cebiche y chicharrón de pota en sucre con bolívar, pueblo libre
-cocoliche y esa especie de fideos azucarados de bolsa de la calle
-humitas en la plaza de cusco
-choclo con queso donde sea que lo encuentres
-pan con asado de la bodega de lord cochrane y alfredo Salazar, san isidro.
-cebiche y chicharrón del mercado bajo el puente peatonal, av. la marina-magdalena.
-arroz con toyito, al lado del mercado de contralmirante villar, zorritos.

Quien tenga un dato, sírvase enriquecer mi lista y por consiguiente, adiposar mi panza.

Anónimo dijo...

Yo soy fiel a los ceviches de mercado y al agua del caño. Las colformes fecales deben ser cruditas, sancochadas saben feísimo.
Últimamente yuquitas de carretilla.
En realidad todo eso es higiénico (o casi). Yo sé cuidar mi cuerpo.

Head

TRuLy dijo...




En verdad aunque no parezca esos puestitos son los que mas se extranhan cuando estas lejos...


Chsssss


CésarZ dijo...

Yo comia mi adobo resaqueador con un pata en un mercado hasta que el conche encontro una moneda en su plato.

No regresamos jamas.

PD: otra cuento la cucaracha y el chifa

Flucito dijo...

Veo que ya te ven informando... Pero aún hay carretillas y puestuchos en los que se puede comer como Dios no manda.

***N!nf@*** dijo...

azuuu que comen y donde ahhh!!!

ysraelg7 dijo...

Sinceramete soy de las personas que buscan esos huequitos donde cocinan rico y buenazo ehhh, pero siemrpe chequeando si estan en buenas condiciones pues, sino "No pasa" - !!!Te advierto!!! ajajaja.

Un abrazo perro.

digler dijo...

me recordaste las causas y pescados fritos de cierta "tía veneno" que mandaron a medio barrio al hospital...

Calle Quimera dijo...

Si es que no sabemos lo que comemos, Allan, te pones a leer al respecto de lo que llevan esos productos elaborados y te enteras de cada cosa..

En fin, mejor no leer, comer lo que nos guste y que sea lo que Dios quiera.

besos.

Nam dijo...

Pucha, las infaltables hamburguesas en Habich... junto a los puestos de Caldo de gallina, y los clasicos cebiches de mercadito... si la gente vuelve, no mata.

Daphne dijo...

jajajaj donde los agachaitos!!

WeedHog dijo...

Y yo he comido:

-ceviche de a sol
-armadillo frito
-anticucho de alpaca
-hormigas culonas

y dios sabe que otras cosas mas, qiza pueda comer cosas q harian incluso a una cabra vomitar, pero sigo viva.

=P

Viva la comida de dudosa procedencia y la limonada con protozoarios.

Anónimo dijo...

La mejor forma de conocer una ciudad es por su comida y para conocer a su gente, por sus carretillas. Ahí puedes apreciar el verdadero sabor (aunque aveces incluyan bacterias como recta especial)
Mrs.Bowen

Calle Quimera dijo...

Este guante que te "golpea " la cara es un reto poético.De esos que hacen disfrutar a la luna y al agua que la refleja.Exijo(sin ánimo de lucro) esa poesía madura que llevas dentro .Vamos perro no me seas huraño y comparte tus sentimientos más coloridos que el mundo está de blanco y negro....píntanos.Un abrazo desde el infierno.SALUD¡¡¡.

Libelula dijo...

Yo nunca olvidare al tamalero de las 4 de la mañana del boulebard de barranco que nos rebajaba el tamal,XD, y a las anticucheras de carne de alpaca, que no me creian que en Qosqo en ciertos restaurantes vendian un plato de dicha carne a no menos de 15 lukas.

Lo positivo es que tenemos mas defensas y lo no, es que quizas la vejez nos hizo mas indefensos.
vivan los 30!

maga dijo...

me hiciste acordar de cuando comía huevo con choclo y papa a la huancaína por la av. méxico... que épocas! pero mas bueno!!! aunque la presentación no era la mejor.

Malena dijo...

¿Estás bien, Allan?

Mil besos.

Calle Quimera dijo...

¿Todo va bien, Allan? ¿Es solo que estás vaguillo últimamente? Eso espero..

Un besazo detrás de otro hasta que sean mil.

Calle Quimera dijo...

Holaaaaaaaaa¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡SALUD¡¡¡

Natur Line Sex dijo...

Enhorabuena por su blog muy sugerente, me complace felicitarle.

Reciba un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Grillos?

Head

Cys dijo...

Yo amo las hamburguesas del tio bigote, al frente de la pucp. No he probado mejores.

Cinder dijo...

alguna vez comí en los agachados como diría mi padre jajajaja, saludos

Calle Quimera dijo...

pasaba por aquí... :-)

Un beso grande.

Malena dijo...

Besos. Mil besos.

Anónimo dijo...

Los bloggers toman vacaciones?

Head

Imagine Photographers dijo...

Es toda una aventura de riesgo, ir llenando el buche en estos lugares teniendo en cuenta que los lugares de prestigio ya tienen cierto riesgo.
Un abrazo.
Franki

Gigi dijo...

Allan, mañana se te acaba el mes de vacaciones....

El desayuno de mañana consta de, Café, dos panes solos y porción de arroz chaufa, para empezar a blogear.

No faltes!

Apapachos

Calle Quimera dijo...

Quiero esos ladridos de perro mágico,nada de hamburguesas de plástico.prefiero los gritos del silencio.Esos que se pierden y a todos le importan una mierda.Gritos de los estómagos rabiosos con el mundo,saliva en el desierto.Quiero sal en la carne,quiero la verdad,quiero las palabras de un peruano desconocido que comparte Alma con la confusión.Cuando todo está claro es cuando empieazn las dudas.SALUD¡¡¡

ysraelg7 dijo...

Que es de tu vida perrito callejero de acidos y colera ambulantes jajajaj..... imagino que ahora debes estar con una infeccion barbara....


Cuidese ehhh...

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Oe ya?

Head