lunes, mayo 18, 2009

142

Luego de muchas faenas amorosas, L decidió probar nuevas formas amatorias para darle matiz a su sexualidad. Tenía algunas ideas que proponerle a J. Lanzado el reto, se echaron a recrear piruetas sexuales que desafiaban algunos límites físicos y otros morales, según fuera el caso. Descubrieron músculos inexistentes hasta ese momento. Le dieron curso a manuales africanos, perdidos en la memoria y la impudicia.
Hicieron de sus pieles, amasijos de pringue pegadas con delirio.

Todo se hizo de muy buena gana, sin poner reparos a la hora de prodigarse placeres ignotos, emergidos de algún dolor largamente recompensado en orgasmos oceánicos que, L y J, apenas descubrían.

Hasta esa noche en que L, cegada por sus ímpetus, le ordenó a J que la cargara por las piernas y le hiciera el amor contra la pared. J reparó en la diferencia de pesos entre ambos; y seguro de no poder hacerlo le dijo: "Ni que fuera Javier Bardem…"

L tomó de la mano a J y se lo llevó hacia el mueble, no sin antes decirle suavemente: "No serás Bardem, amorcito, pero déjame ser tu Cicciolina…"

Hoy J está en el Gimnasio, L también. Y se aman como en las películas.

20 comentarios:

Fiore dijo...

Si pasa en las películas pasa en la vida real ;)

bsos de Recién casada

Anónimo dijo...

???????

[ [EBP]] dijo...

Bien por L, siempre hay que probar de todo en esta vida, siempre hay que buscar la sensación desconocida..
Pobre J, fácil la L es un toque regordeta y por eso no pudo darle contra la pared :((
La Cicciolina ps tío, ¡cuantos recuerdos!, tamos bien viejaaaaaaaassss ah jajaja

Jocho dijo...

soy muy chibolo para acordarme de la cicciolina (xD) y si yo estuviera en las mismas probablemente tampoco podría, no puedo cargar casi nada de peso porque soy un flaco con poco remedio posible jeje

salud!

Malena dijo...

Mi querido Allan, siempre hay motivos importantes para ir a un gimnasio :) Creo que en un par de meses L y J podrán seguir en los ritos de iniciación de las tribus africanas.

Un beso muy grande.

Bartok dijo...

Ahora esa pirueta no la podría hacer: mi esposa ha subido mucho de peso a raiz de los embarazos. Lástima. Pero una buena posición de la antena de televisión siempre es bienvenida. un abrazo.

Gigi dijo...

jajajaja
me provoca comentar un egg de cosas, pero me abstengo porque aún es de mañana..

jajaja

The_RaVen dijo...

A darle duro a las pesas y luego a la esposa, jeje

Anónimo dijo...

Yara con la columna!

Head

Cathy Pazos dijo...

Si que se puedes decir que las ganas no faltaron.

Besitos

:P

maga dijo...

Será que ese J en realidad es A, y eres tú???? Vamos, que no serás Bardem pero puedes intentarlo... =)

Anónimo dijo...

no es Bardem, ni de vainas, ya quisiera

soleil dijo...

si se le suma el gym, dentro de poco los bailes y rituales para que lluevan seran mejores XD

saludos!

digler dijo...

al menos descubrieron la forma más saludable de hacer realidad sus fantasias

peregrinoinmovil dijo...

Jaja a mi nunca me han dicho al similar a la declaración de cicciolines.... me han dicho, jajaja.... mejor me lo guardo es para contarlo con unos chilcanos.

Nos leemos.

Anónimo dijo...

Como Dayron y Anheli.

Anónimo dijo...

jajajajajaj

Anónimo dijo...

Cicciolina?????, que alucinada, plop

dmoOn dijo...

Ohhh por suerte no les faltaban las ganas =]
y tambien por suerte ella no lo tomo a mal xD

Miguel Rodríguez V. dijo...

Vale.
El sexo sin cochinadita no es sexo, es amor.