martes, junio 23, 2009

148

El domingo que pasó, por circunstancias varias, tuve que pisar una iglesia luego de mil años. No fui a escuchar la misa, sino más bien, a recoger a mi madre, pues algunos problemas oculares le impiden ver bien de noche.

Así entonces, y calculando la hora de salida, dirigí mis huesos a la parroquia de mi barrio. La iglesia se encontraba agolpada de feligreses, y tuve que ingresar tratando de ubicar a mi progenitora. No pude hallarla en medio del gentío, por lo que decidí esperarla fuera. Fue entonces que un hombre mayor, me entregó un papelito con unos números impresos; luego advertí que se lo daba sólo a los hombres. Le di una mirada a los números y guardé el papel en el bolsillo de mi casaca.

Estando fuera, a unos metros del umbral principal, podía escuchar claramente la voz del cura que proseguía con la misa que parecía haberse extendido más de la cuenta. Y de pronto, en medio de los rezos y letanías, el padrecito invitó a todos a prestar atención para el gran sorteo de la noche. Se iban a regalar algunos objetos y un sagrado corazón bendecido como premio mayor, con motivo del día del padre.

Fue así, en un acto reflejo, casi mecánico, que volví a mirar los números de mi boleto: 3518, decía. Los primeros premios salieron y fueron entregados a sus felices ganadores en medio de la ovación. Pero faltaba el último, el más valioso, espiritualmente hablando, el “apagón” de la noche. Y el cura, haciendo gala de un manejo escénico digno de mejores causas, comenzó a cantar el número ganador, lentamente, con sus pausas dramáticas respectivas entre dígitos: treees…ciiinco…uuuno…-¡la puta madre!, me lo voy a sacar-. Otra vez miré el papel. ¡Demonios!, estoy a un numerito de ganar. ¿Qué hago?, ¿huyo?, ¿me hago el loco?, ¿regalo mi ticket premiado?

Si quieren saber, el último número fue siete. Estuve a un tris de ganar, y no lo hice.

Dicen que el Señor obra de maneras misteriosas. Que manda señales y mensajes que algunos no vemos. De haber ganado, podría haber sido una simple casualidad. Pero no, me faltó un número. Además, me dieron un papel que nunca debió llegar a mis manos puesto que era sólo para padres. Una señal más, sabiendo de mi rechazo a reproducirme.

Tantos años de apostasía puestos a prueba. Tanta herejía cuestionada por un boleto de rifa. ¿Acaso estoy siendo tentado por el bien? No, nica, nola.

Ya hay suficientes creyentes en este mundo. No necesitan más. Menos a mí que soy un soldado que hizo abandono de destino para saltarse el muro de la fe. Desertor de avemarías. Poetastro de calamidades. Tenaz fornicador. Buitre de malos agüeros. Vagabundo perdido por el lodazal de la duda. Felón y blasfemo. Incrédulo y rapsoda incontinente del pecado.

Así que no hay motivo alguno para llevarme de nuevo al redil. Los buenos espíritus no desean contar conmigo. Caí y me besó el diablo.

Entonces pues diosito, no te juegues así conmigo.

20 comentarios:

Bartok dijo...

Una definición de Dios es que es un ente que está por encima del bien y el mal. Y si analizamos la naturaleza, pues no existe la justicia. Básicamente tomar la vida como quien no afecta la felicidad de otro. Puedes ser como tu quieras, al fin y al cabo es tu vida, pero si tu comportamiento no invade el metro de tranquilidad de tu prójimo, pues adelante. Un abrazo.

Fiore dijo...

A mi se me hace que está a un número de ser EL ELEGIDO jajaja
fuera de bromas, son cosas que pasan hasta quien menos lo cree o CREE

bsos de esposa primeriza y Recién casada

soleil dijo...

jajaja te imagino lledo a recibir el premio, no por propia voluntad, si no porque el chismoso del costado se fijo en tu numero y entre alabares grita emocionad: gano el, gano el! jajajaja

Anónimo dijo...

Vas a ser papá!

Head

Clonpi dijo...

jajaja te imaginas que hubieras hecho con tan santo presente?.
Siendo francos, ¿lo hubieras recibido?¿hubieras huido?.

[ [EBP]] dijo...

tu cara loco!... la cara que hubieras puesto si te ganabas el cuadrito!!... jajajajajajjaja... esa imagen es la que me está haciendo reir ahorita como cojudo aqui en la oficina... :))

no es porque yo sea superticioso o algo parecido, pero me voy a comprar un cachito, una tinka o cualquier wada con esos númeritos... solo por si aca... ;)

Anthony dijo...

jajajaja, pues solo es ganador el que quiere serlo, supongo. Por lo visto tu no lo quisiste ser, es cuestión de cada uno.

Saludos

Franki dijo...

al final fuistes afortunado, todos tus principios,se hubieran puesto a prueba en caso de ganar el premio.
Me ha gustado mucho el escrito.
Saludos

Franki dijo...

al final fuistes afortunado, todos tus principios,se hubieran puesto a prueba en caso de ganar el premio.
Me ha gustado mucho el escrito.
Saludos

Franki dijo...

al final fuistes afortunado, todos tus principios,se hubieran puesto a prueba en caso de ganar el premio.
Me ha gustado mucho el escrito.
Saludos

dmoOn dijo...

Es un sorteo!
nada del otro mundo =P
Si hubieras ganado... hubieras vuelto a creer de nuevo?
Si SU voluntad, arreglara el sorteo, hubieras ganado =]

Mafa dijo...

Ten cuidado que puedes volver a ser tentado.

Besos

ysraelg7 dijo...

JAjajaja que buena!!! como tu dices. las señales estan ahi, ahora solo tienes que interpretarlo jejejeje (como tu quieres)...

Me pregunto que hubieras hecho si salias premiado? - esta jodido de responder ¿no? jajajaja.

Nos vemos, estimado "casi elegido"-.

P.D. ya me falta poco para regresar a este mundo.

digler dijo...

jajaja afortunadamente no caiste en ese vil engaño.

NoeliaA dijo...

Opino igual que Bartok respecto de lo que se define como Dios. Y en fin, resta decir, que Dios en la iglesia no está. Yo sí creo en él, pero ahí no está. ¡Ja!

GINNA dijo...

SI HUBIESE SIDO MI CASO, Y TOMANDO EN CUENTA LO QUE CUENTAS; PENSARIA QUE SI ES UNA SEÑAL.

ME GUSTO ESTE POST..QUE RISA!

Calle Quimera dijo...

seguro que son señales que te mandan ,y no creo que sea necesario ser oveja y ni siquiera entrar en el redil.Los caminos del Señor son........LA OSTIA.salud¡¡¡

Jose Rodriguez Dueñas dijo...

Te besó el diablo?

maga dijo...

Si ya te besó el diablo, pues ni te aparezcas más por mi casa ahh??

Oye... y qué pasaba si te ganabas??
Te hacías el loco??

El perro andaluz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.