lunes, febrero 23, 2009

130

Cuando decidí dejar el colegio, antes de acabar el último año, renunciando voluntariamente a seguir con esa patraña llamada educación peruana, nunca pensé que para algunos fuera tan importante ese pedazo de papel cartón que certifica inequívocamente que te sabes los nombres de todos los incas, los afluentes del río Huarmey, la tabla del 8 y la capital de algún país africano en guerra, amén de 100 mil gigas más de información vital para seguir con tu vida.

De hecho no conservo -porque nunca los recabé- ningún certificado que pruebe mi asistencia, y mucho menos mi “sapiencia”, en alguna de las tantas frivolidades que decidí aprender, y que por alguna razón, pude empezar, sin que me pidieran como requisito indispensable el papelito de marras.

Hasta hoy, que me dirigí a un instituto de prestigio (¿será que sólo asistí a lugares sin prestigio?) para averiguar sobre una materia que siempre me interesó. Luego de dejar mi identificación en la puerta y de recibir un pase que debía portar visiblemente, me acerqué a la rubicunda señorita, encargada de brindarme la información pertinente. Todo muy lindo, hasta que llegó a la parte de los certificados de estudio. Le conté de mi “problemita” y me dijo que era imposible que me recibieran. Pedí hablar con algún administrador, gerente o cualquier otra persona que no fuese ella, pero resulto inútil.
‘Ojalá pidieran ese certificado para poder morirse’, -pensé-; así sería yo inmortal.

Al salir de allí, me entraron algunas dudas que, felizmente, disipe en seguida.

¿Debería acabar el colegio?: pichula.
¿Debería sacar un certificado falso?: la pinga.
¿Debería, a mis 36 años, aceptar las reglas que tanto tiempo rechacé?: las huevas.

Nunca me he creído un anarquista, pero he tratado en lo posible, de hacer las cosas como yo las siento, y no como las conozco. He logrado resistir a pie firme, algunos mandatos e imposiciones que considero inaceptables; y no he muerto en el intento.
Todavía se puede escapar, un poquito del sistema sin violar las leyes escritas, pero sobre todo, evitando que las no escritas, te lleguen a romper el orto.

Lo bueno, es que ya no tendré que dar examen de admisión, y no tendré que hacer uso de mi cultura de geniograma de diario dominical para ingresar. Tampoco tendré un trabajo decente, pero seguiré siendo un desempleado feliz, y un hereje más feliz todavía.

La miseria económica, nunca podrá hacerme más daño que la miseria moral y la pobreza de ideas. Es muy probable que si tienes algo en la cabeza, puedas tener algo en el estómago.

Es por ello que hace meses que no como...

31 comentarios:

Jordan Martín Jáuregui dijo...

Tengo varias opciones, ingresar o no ingresar, médico o abogado, médico o escritor, escritor o huevón, feliz, infeliz, blanco, negro, violeta. No han pasado dos meses y ya extraño esos años.

Jocho dijo...

la verdad creo que yo soy algo (o mucho) más prosti... y no me importa jajaja
salud!

Clonpi dijo...

Estas loco...
Pero se dice que en la locura reside la felicidad...
Asi que bien por ti...

maga dijo...

Preferiría ser una desempleada feliz a seguir siendo la empleada infeliz que soy en mi chamba actual...

Yo te daré un huesito para que comas cuando tengas hambre, perrito!! Mientras rajamos del resto! =)

Rigo dijo...

Bueno, si pudiste con la presión de tus viejos a los 15-16 años. No dudo que puedas estar a pie firme en tus cabales en esta etapa de tu vida.

[ [EBP]] dijo...

"¿Debería acabar el colegio?: pichula.
¿Debería sacar un certificado falso?: la pinga.."

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA !!!

loco, hace tiempo que no me reia tanto con un post... GRACIAS!

(las gracias porque ahorita me siento tenso hasta el culo y en verdad necesitaba reir..)

CésarZ dijo...

Nuna me aprendi los nombres de los Incas, siempre decia "con tal ya estan muertos y no me sirven de nada".

Las cosas tienen que salir desde adentro tal como uno las siente..solo asi son correctas.

Bartok dijo...

Lastimosamente esas reglas nos rigen, nos guste o no.
Si es que no tenemos una secundaria completa, muchas puertas se cierran. Nos queda como único camino ser autodidacta pero ¡como demostrarlo en una chamba?
La parte final pareció un consejo asolapado. Un abrazo.

Bartok dijo...

Por cierto ¿de que sirve saber de paporreta tanta huevada? si en algún momento lo necesitamos lo buscamos en algún libro o revista que nunca falta en casa (no digamos Internet). Un abrazo.

soleil dijo...

bueee q loco! vaya q si rompiste reglas establecidas, obviamente me atrae leer algo asi, porq eso de romprer esquemas me fascina, aunque yo adore el coelgio y los amigos de ahi XD

Aunque no has pedido consejo, aca dice que uno deje su comentario... asi que pos ahi te va:

termina el cole, no porque sea una regla pa seguir viviendo, ni xq vaya a importar demasiado lo que digan o pase, si no porque puedes hacerlo, y si se puede, xq no? tan simple como eso...

Miguel dijo...

La mejor escuela, es la escuela cerrada.




Al colegio no voy más - ni huevón!


Abrazos.

peregrino dijo...

Eres un anarquista, aunque no lo quieras creer.... under pero lo eres.... y si así has vivido tantos años, creo que podrás seguir por tu propio camino.

Nos leemos.

PD: Recibiste mi correo?

NoeliaA dijo...

Serás autodidacta entonces. Es mejor, uno elige qué leer y qué estudiar... hasta cierto punto, vale decir, sólo en el autodidactismo. Si quieres una carrera, si eliges una carrera, certificado en mano. No hay otra, m`ijo. jejeje
Pero, que quede claro, que si así estás feliz, no hay más que discutir! Felicidades, es lo que todo mundo persigue!! Chau chau

Anónimo dijo...

Creo que te tomas las cosas muy a pecho. No es más importante la papelería sobre el conocimiento, pero esa es la forma como nos hemos podido ordenar en la sociedad.
Eres un anarquista, no jodas.
Yo creo que dejar el coleggio en el último año tiene sentido en ese año, porque al igual que tú, aprendí a detestar la escuela (bien por la cita de Leuzemia por ahí), porque la educación absurda embrutecedora no se justifica, pero las cosas han cambiado y están cambiando aún.
Si quieres mantenerte en eso, debes entender que es la primera parte del ciclo pretendidamente ordenado de educación creado, así que ni modo, o das tus exámenes o te conformas. No creo que sacar un certificado sea dejar de lado tus principios, es un requisito y no dice nada de ti.

Head

Hombre de Neanderthal dijo...

Jaja, ahora qué lugar endemoniado es ese que tienes que presentar tu DNI en la puerta y portar un pase "visiblemente"? Qué mierda era? Una cárcel, un manicomio?

digler dijo...

se trata de ser uno mismo, y a todo lo demás, pues pichula...

dmoOn dijo...

Bueeeeeeno
un curso virtual no se escucha nada mal en este momento verdad?
Si quieres terminar el cole (osea, para tomar el curso que quieres)lleva un super apresurado curso en alguno de los no-escolarizados, es como engañar al destino =]

La Chica De Pelo Marrón dijo...

Siempre digo cosas como: "Lo siguente que lea será por algo" o "Si llego a contestar el fono antes de que cuelguen pasará esto" y hoy hice eso con lo que escribes.

Misteriosamente esto fue lo que encontré.

Como siempre, encantada de leerte.

Te dejo y me dejaste una sonrisa de medio lao :S

Calle Quimera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Calle Quimera dijo...

Hombre, Allan, un poquito anarco sí que eres, confiésalo..je..;-) Y que tienes más valor que un torero, pues también, porque obviar papeles con lo que es la burocracia, monstruo que nos devora, ya exige tenerlos bien puestos...

¿Te ha ido razonablemente bien, puedes subsistir? ¿Estás satisfecho contigo mismo? Pues no hay más que hablar... De verdad que da gusto saber que hay quien se sale del sistema y sobrevive, oye..

Besazos. Y salud, de parte de quien ya sabes... :-)

Alex dijo...

Estimado amigo bloguero:

Tras haber revisado cuidadosamente tu blog ceporro lechuguino, el staff de Blogotepeque.blogspot.com ha dedicido entregarte el premio BlogÓscar 2009, tomando en cuenta la originalidad e integridad de tus posts, la frecuencia y calidad de tus publicaciones, la facilidad de navegación de su sitio web, el nivel de influencia y aceptación popular, y el impacto positivo que tienes en la comunidad.

Felicidades!

Para poder ver y reclamar tu premio, visita la página a continuación, en la que encontrarás las instrucciones.

http://premiosblogoscar.blogspot.com/2009/02/como-reclamar-tu-premio.html

Una vez hayas aceptado este premio y lo luzcas orgulloso en tu blog, por favor déjanos un mensaje en Premiosblogoscar.blogspot.com para que te agreguemos en la lista de blogs premiados, la cual publicaremos dentro de muy poco.

Un abrazo de tu amigo bloguero,

Alex Schonenberg
Blogotepeque.blogspot.com

Cathy Pazos dijo...

Si te hace feliz ser y vivir tu vida así, pues, en hora buena por ti..

Besitos

:D

Malena dijo...

Mi querido Allan, yo también estoy en plan rebelde pero veo que me ganas con difereeeeeeeencia.

Te vas a enfadar conmigo. Lo sé.Pero yo que no comulgo con ruedas de molino creo que a veces, si queremos conseguir algo importante, tenemos que acatar algunas normas siempre que estas no lleven consigo un perder nuestra dignidad y puede que ahora seas tú el que salgas perdiendo.

¿Te has enfadado? :( Sabes que si te digo esto es porque deseo lo mejor para tí y no quiero que te quedes frustrado por no poder acceder a lo que realmente quieres.

Un beso muy grande.

Iris dijo...

Considero buena elección optar por la moral y las ideas, anteponiéndolas a lo material. Aunque francamente a veces se mezclan.

Iris dijo...

Y por qué no terminas? Es mucho lo que te falta? Tanta resistencia sólo puede significar tedio!

soleil dijo...

Felicidades por el premio!!! no hay discurso?

Anónimo dijo...

Oe tio y ese premio, es en efectivo? No importa, felicidades igual, acéptalo, es un reconocimiento, no significa que gracias a él escribes bien (un consejito por siaca, con su cachita más... jeje).

Head

Himbler O. dijo...

Estudia algo..!!

El perro andaluz dijo...

Esos premios son para generar tráfico a sus blogs y nada más. De hecho deben haber premiado a miles de bloggers, así que no me la creo y menos lo voy a aceptar.

monich dijo...

Jajajaa... Yo tampoco me la creí, ni lo acepté, ni seguí las reglas, pero puse el banner porque me gustó la figurita del Oscar.

Y bueno, ¡Miguel me ganó el comentario!. Al toque me imaginé al Daniel F cantando de fondo en tu historia de rebeldía.

Sabes que coincido contigo en el hecho de que uno debe vivir única y exclusivamente de lo que le apasiona y por eso celebro con un brindis mental esta búsqueda impulsiva, apasionada y nunca pasiva del camino que te toca recorrer en este emocionante capítulo de tu vida. Pero recuerda que los capítulos tienen inicio y final. Si has comenzado uno, ten en cuenta que eso significa que debes cerrar el anterior y no se si eso tenga que ver con la burocracia de los papeles o la consecución de alguna pequeña meta. Esos capítulos los defines tú mismo.

Saludos

Anónimo dijo...

Todo depende de cuales sean las aspiraciones personales. En mi caso, estudiar y sus consecutivos diplomas, me permitirán lograr lo que espero. Pero el que no los necesite...bien por ellos y por tí.
Mrs. Bowen