martes, marzo 03, 2009

131

Lo que voy a contar a continuación, es absolutamente real. Pasó hace muchísimos años, y no sé que pensar al respecto; sólo sé que sucedió.

Tendría yo unos 7 años cuando unos amigos de mis padres nos invitaron a veranear en la ciudad de Tacna. Fuimos a una playa llamada Boca del río en la que estuvimos algunos días y luego retornamos a la ciudad. Fue allí que conocí a P, la hija de esta pareja de amigos. Calculo que tendría 8 años, de hecho, era mayor que yo en uno o dos almanaques, máximo.

Supongo que habremos jugado a las escondidas, o a las chapadas, quizá matagente, y algunos otros entretenimientos de niños. Pero recuerdo vividamente, que jugábamos cosas destinadas únicamente a los adultos.

Imagino que todo comenzó haciendo de papá y mamá. La cosa es que, de pronto, mi vida sexual se activó con todo el esplendor para el que no estaba preparado. Ella me buscaba y una vez apartados de los grandes, nos entregábamos a rituales extraños, ignotos, esquivos, pero sin duda placenteros.

Recuerdo haber recorrido su cuerpo entero, pues nos despojábamos de nuestras ropas. Las caricias, los besos y los tocamientos, se volvieron un jueguito peligroso y endemoniadamente bueno. Sabíamos que no estaba bien (y no hablo de culpa ni pecado, sino de temor) y que de ser descubiertos, nos iría muy mal; y así sucedió.

Alguna tarde, mientras disfrutábamos del embeleso que significa tocar y ser tocado en tu desnudez corporal, y con la mente brevísimamente arropada de vivencias, fuimos encontrados por su nana. Pero por alguna razón que hasta hoy no entiendo, simplemente nos pidió vestirnos, nos llevó a la cocina y nos sirvió galletas con leche. No sin antes decirnos que los niños no hacían esas cosas.

Bastó aquello para que P, dejase de buscarme. No volvimos a jugar nunca, tampoco hablamos otra vez. Días después nos marchamos con mi familia y hasta el día de hoy no he vuelto a saber de ella.

Talvez, si es que me voy al infierno, de seguro allí la encontraré.

23 comentarios:

Fiore dijo...

jajaja
mal niño malo malo!jiji
pobres se habrán dado el susto de su vidas.
Que será de la vida de P. ahora, lo seguirá haciendo?

jaja

bsos de esposa primeriza y
Recién casada

Gigi dijo...

Por post como éste, es que me encanta tu blog.

ahhh la niñez...

CésarZ dijo...

Bueno, solo te digo que si te vas al infierno y te la encuentras... espero que sigan haciendo lo de antes ¡¡¡

NoeliaA dijo...

Seguro que sucedió de veras? jaja Bien.
Chequea este link, me hizo acordar de la canción:
http://www.musicanacional.com/canciones/index.php?valor2=756

digler dijo...

verla en el infierno? no mano,el infierno sería no recordar esos momentos en los que no existía conciencia de lo prohibido

Jocho dijo...

jajajajaja que buenaaaaaaaaaaaaa precoz jajajaja en el infierno el remember no?

peregrino dijo...

Creo que tienes el guión de un corto... Escena uno un viejo recordando(flashback a la adolescencia) (y digo adolescencia por que no creo que un niño y una niña puedan ser actores de esto)... sigues y comienza ACCION!

Que tal?

Nos leemos.

Anónimo dijo...

P? Debe ser Paty, como la del Chavo, besucona... jajaja.

Head

Anónimo dijo...

Peregrino:
Mejor que sea animación, no hay forma de que dos menores se besen así por pedido de un director, es mucha pendejada, ya si lo hacen por su cuenta es diferente.

Head

[ [EBP]] dijo...

ahh.. el descubrimiento de la sexualidad.. siempre será un buen tema para un post...

al infierno ni cagando, ambos eran muy niños y además el sexo no es algo malo.. como hasta ahora muchos quieren hacerlo ver, espero que no por mucho tiempo

Rigo dijo...

Si las nanas en el Perú hablaran temblarí medio Perú jajaja. Te cuento que ahora boca del rio está lleno de piedras... malísimo.

Mafa dijo...

La canción está mostra. De quien es?

El perro andaluz dijo...

La canción se llama Slowly, y pertenece al genial compositor filipino-español Luis Eduardo Aute.
Besos.

El Chico Nube dijo...

Pues si se van al infierno por eso, debe ser porque es más entretenido que el paraiso.

Saludos,

maga dijo...

Perrito precoz... ahora entiendo muchas cosas!! Jajajaja
Me encanta como cierras tus posts con una línea irónica/graciosa...

Qué bueno que no te descubrió el papá de P, sino no hubieras vivido para contarla!

dmoOn dijo...

manya!!!
por suerte lo tomaron como algo inocente y no hubo roche.
no creo que vayas al infierno por eso, sino nadie iria al cielo no?

monich dijo...

Que rico leer el post con esta canción.

Si, Pere tiene razón, aquí tienes un guión y lo que hizo la nana me pareció lo máximo.

Bartok dijo...

¿tu lo crees, Allan?
Personalmente, no creo que Dios vea eso con malos ojos. Eran unos niños que curiosamente quisieron explorar aquellas cosas destinadas para los adultos. No creo que sea para sentirse mal, simplemente se enamoraron de manera infantil.
Y eso pasa...
y de esas cosas curiosas está formado el mundo.
Un abrazo.

Cathy Pazos dijo...

Niño malo...jajaja
La Boca del Rio es el mejor lugar del mundo para veranear, tengo muchos recuerdos, claro, diferentes a este post, pero muy gratos de mi bella Tacna

schatz67 dijo...

Buscala,no seas vonhue.Ese tipo de cosas son las que le ponen salsa y saoco a esta putañera vida.

Un abrazo

Schatz

Anónimo dijo...

Ten por seguro que ahí terminarás...jajajaj
Mrs. Bowen

Anónimo dijo...

Recuerdo esa canción con mucho cariño...(y tu dedicatoria en radio)...que no se entere mi amorcito sino em mata...jejej
Mrs. Bowen

Elena dijo...

Nada mas puro que el deseo de un niño.